Exitoso convenio de intercooperación para apoyar al Guido Spano

El viernes 27 de marzo, la Federación Argentina de Cooperativas de Crédito (FACC), a través de sus asociadas Unicred y Amigal, y la flamante Federación de Cooperativas Autogestionadas de Buenos Aires para Otra Economía (Fedecaba) entregaron 52 mil pesos al Colegio Guido Spano.

“Esperamos que sea el inicio de este tipo de acciones. Hay que generar la posibilidad e ir relacionándonos, ir creciendo y tener proyectos en común”, dijo al respecto el presidente de Fedecaba, Hugo Cabrera, luego de la actividad. El dinero será destinado para la compra de material educativo que incluirá computadoras de escritorio, pizarras, y sillas y escritorios, entre otros elementos.

Sobre la gestión social a nivel educativo, Cabrera destacó que es fundamental “no solo porque es autogestionada por sus maestros, profesores y por su comunidad, sino porque tiene una relación distinta con el entorno, con el barrio, con la forma de educarse en aspectos cooperativos que son solidarias y con aspectos de otros principios que, a veces, no tiene los colegios privados”.

En tanto que el gerente de FACC, Alberto Bavestrello, describió: “Es una ayuda importante que va a ir al arreglo de infraestructura que necesita el colegio. Esto es generar una integración cooperativa, una integración horizontal, no integración vertical”.

Los asociativistas resaltaron que la iniciativa reforzará los vínculos cooperativos además de brindarle a la comunidad esos principios. En ese sentido, Bavestrello amplió: “Básicamente queremos fomentar la formación cooperativa porque la mejora en la calidad educativa que tenga el Colegio Guido Spano, seguramente, va a redundar en sus materias que tienen ya en su alumnado referido al cooperativismo, a la ayuda social”.

El titular del Guido Spano, Javier Lamónica, evaluó que la ayuda que provino desde el sector de la economía solidaria “es interesante. Es un incentivo muy grande, porque no había computadoras, pupitres, pizarrones, no había nada y tuvimos que arrancar bien desde abajo”.

“Esta bueno formar parte de una economía solidaria. Ahora nos toca pensar a nosotros como colaborar y ayudar a otros compañeros”, concluyó.